28. Algo se rompe

algo-se-rompe

Mamá no llora.
Sí, ahora está llorando, pero ella nunca llora.
¿Qué le pasa? Algo grave, seguro. ¿Se enfermó la abuela? ¿Se peleó con una de sus amigas? ¿Se golpeó?
Cuando vuelva papá de trabajar le tengo que contar. Ahora prefiero que no nos vea, no sabe que desde acá la escuchamos.  Qué vergüenza, seguro que todos los vecinos también la escuchan.
Yo no sé qué decirle. En una de esas se le pasa sola y papá nunca se entera. Pero ahora nosotros sabemos que mamá lloró. Él tiene que saber.
Capaz que si nos quedamos acá, quietitos, ella deja de llorar. Como cuando nos caemos y ella dice: “No pasó nada”.
Porque ahora… tampoco… pasó nada.
Mamá no llora. No sé qué está haciendo, pero no está gritando y sonándose los mocos. Es otra cosa.
Los grandes no lloran. Y si lloran… ¿Cómo seguimos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s